domingo, 27 de enero de 2013

25 años del accidente del Challenger

El 28 de enero de 1986, hace 25 años, se produjo uno de los accidentes más graves de la historia de la aeronáutica: el accidente del transbordador espacial Challenger, cuando éste explotó en directo a los 73 segundos del lanzamiento.


La misión principal del Challenger en ese lanzamiento (numeración STS-51-L) era poner en órbita los satélites TDRS-B y SPARTAN-Halley. Además contaba con las cargas secundarias FDE, CHAMP, PPE y SSIP. También llevaba a bordo la astronauta y profesora McAuliffe.
La tripulación estaba formada por Fancis Scobee, Michael J. Smith, Ronald McNair, Ellison Onizuka, Gregory Jarvis, Judith Resnik y Christa McAuliffe.

El accidente se produjo por un mal funcionamiento de las juntas tóricas (que deben asegurar la perfecta estanqueidad de los cohetes aceleradores) debido a las bajas temperaturas de la noche anterior, de forma que las juntas no cerraron bien y se produjo un escape de gas. La fuga perforó el depósito de combustible y lo prendió en llamas. El transbordador se desintegró. No hubo supervivientes.
Los astronautas fueron enterrados en el Cementerio de Arlington.





En el mismo momento del lanzamiento, los gases calientes de la fuga empezaron a salir, ya que la junta no estaba en su posición correcta debido al frío. En el momento del despegue la nave cabeceó varias veces. Sin embargo,  la grieta quedó sellada temporalmente por la escoria de aluminio, pero no aguató mucho tiempo debido a las altas temperaturas. A los 58 segundos se abrió una grieta de 70 cm. A los 64 la llama abrió una brecha en el depósito y el combustible empezó a salir por ella. A partir de los 72 segundos se produjo la destrucción del transbordador.

Dicho accidente paralizó los vuelos durante 32 meses, hasta 1988. Se construyó el transbordador Endeavour para sustituir al Challenger. También se creó una comisión para investigar y analizar el accidente (Comisión Rogers), que determinó que había un fallo catastróficos en las juntas de los aceleradores.



Tripulación del Challenger en la misión STS-51-L

No hay comentarios:

Publicar un comentario